Sostenibilidad en Banco Santander Chile Sostenibilidad en Banco Santander Chile Sostenibilidad en Banco Santander Chile

Los esfuerzos realizados por Banco Santander en este ámbito se tradujeron en bajas significativas en los consumos más relevantes generados por la operación de los edificios de Servicios Centrales. El compromiso con el entorno de Banco Santander se manifiesta de dos maneras:

  • Directa: en el cuidado del uso de recursos naturales en su operación interna.

  • Indirecta: está representado por su actividad bancaria y financiera.

Nueva Política Medioambiental

Para la gestión ambiental directa, Santander cuenta con una nueva versión de la Política Medioambiental, que focaliza sus acciones en la prevención de la contaminación, el mejoramiento continuo de sus procesos y objetivos, y el cumplimiento de la normativa medioambiental vigente. Junto con ello, continúa trabajando para reducir el impacto ambiental de sus actividades por medio del consumo eficiente de energía, la disminución del uso de papel, el fomento del reciclaje, además del tratamiento correcto de residuos y su reutilización. La implementación de esta nueva versión también contempla la incorporación de conceptos de cuidado medioambiental en la cultura corporativa para motivar, capacitar y comprometer a los colaboradores y otros grupos de interés en esta materia. Adicionalmente, el Banco está difundiendo entre sus colaboradores la información relevante sobre el desempeño de su gestión ambiental y las actividades que realiza para el desarrollo, cuidado y conservación del medioambiente.

Nueva Política Medioambiental

Quien vela por el cumplimiento de estos aspectos es el Sistema de Gestión Medioambiental (SGMA), cuyas funciones se revisan permanentemente para ir avanzando en desempeño ambiental de Santander.

Procesos de adaptación a nueva ISO

Banco Santander Chile cuenta con la certificación de su Sistema de Gestión Medioambiental bajo la norma ISO 14.001:2004 vigente hasta septiembre de 2018. Con el fin de poder actualizar y recertificarse con la nueva ISO 14.001:2015, durante el año 2017 se integraron nuevos conceptos y requerimientos tales como:

  • Radicar la gestión ambiental en el Comité de Sostenibilidad de Banco Santander Chile, presidido por el Country Head. De este modo, la temática será tratada a primer nivel gerencial, y de manera transversal a las áreas.
  • Identificar las necesidades y expectativas de las partes interesadas.
  • Implementar acciones para abordar riesgos y oportunidades.
  • Enfocarse en el ciclo de vida en el análisis de la gestión ambiental.

Importantes ahorros

La creciente incorporación de tecnología de punta y campañas de concientización se han manifestado en bajas significativas en los consumos, como se puede ver a continuación.

  • Recurso Hídrico: las mejoras en el desempeño de esta variable han permitido reducir permanentemente su consumo, logrando una baja de un 31% en 2017 respecto del año anterior.
  • Papel: a pesar de ser un recurso relevante para la operación del Banco, este ha realizado ingentes esfuerzos por incorporar equipos y tecnología de punta y de mayor eficiencia, obteniendo como resultado un mejor aprovechamiento de este recurso. Así, durante 2017 se logró un 22% de ahorro en el consumo, muy superior al nivel logrado anteriormente.
  • Energía: la incorporación de tecnologías más avanzadas en equipos y luminarias, acompañado de campañas de concientización en el uso eficiente del recurso, apuntan a mejorar este indicador. Durante el año reportado se obtuvo un ahorro del 4%, cifra que se espera aumentar.
  • E-Waste: en generación de residuos, los de mayor significancia corresponden a la basura electrónica o E-Waste (por su sigla en inglés), la que durante el ejercicio logró un importante nivel de reciclaje, aumentando un 176% respecto de 2016.
  • Cambio Climático: la medición de la huella de carbono es parte del cuidado medioambiental de Banco Santander. Gracias a la incorporación de tecnologías limpias y el control de las frecuencias y rutinas de mantención de los equipos emisores, entre otras acciones, se ha logrado su disminución.

Iniciativas transversales

  • Plan de Eficiencia Energética: en esta misma línea de ahorros, en el contexto del Plan de Eficiencia Energética (PEE), en 2017 se comenzó a gestionar un proyecto de consumo y control de energía para monitorear en tiempo real variables como demanda de hora punta, demanda de factor de potencia y factor de potencia en 50 sucursales. Esta información permitirá definir metas diarias de consumo por sucursal, recibiendo una alarma en tiempo real cuando se excedan. La ejecución de este proyecto se contempla a partir del año 2018. Los primeros pasos se ejecutaron por medio de dos pilotos de monitoreo y control en sucursales, logrando en 2017 un 5,9% de ahorro en el consumo de energía respecto del año anterior y un 40% de menor demanda energética en hora punta. El proyecto total contempla una inversión de $247.413.495.
  • Menos Agua: a fines del año 2017 se había completado un 60% del plan de remodelación de baños de algunos pisos de los edificios de Banco Santander ubicados en las calles Estado y Bombero Ossa. Además de modernizar las instalaciones, las mejoras tecnológicas en las griferías permitirán ahorrar hasta un 70% de agua respecto de las llaves tradicionales. Los sanitarios de uso eficiente, en tanto, usarán un 30% menos de este elemento.
  • Campañas internas en pro del Medioambiente: la iniciativa “Juntos cuidemos el Medioambiente” se llevó a cabo para crear conciencia y comprometer a cada uno de los colaboradores y a los equipos en el cuidado del planeta, evitando conductas como imprimir más de lo necesario y dejar encendido el aire acondicionado en las salas de reuniones, entre otras. Además, como en años anteriores, Santander adhirió en 2017 a “La Hora del Planeta”, impulsada mundialmente por World Wildlife Fund, apagando todas las luces de sus edificios corporativos entre las 20.30 y 21.30 horas del 25 de marzo.

Productos financieros con impacto ambiental

Dentro de la actividad comercial de Banco Santander también están comprendidos aquellos productos y servicios financieros que tienen valor medioambiental añadido, ya que a través de estos contribuye a la transición hacia una economía baja en carbono.

Así, en 2017 Banco Santander Chile financió el 100% de la línea de IVA para la construcción de los proyectos eólicos Aela Eólica Llanquihue SpA y Aela Eólica Sarco SpA.

Ambos proyectos, pertenecientes al fondo Actis y al desarrollador Mainstream, tendrán una capacidad instalada combinada de 299 MW y aportarán energía limpia al sistema a partir de 2018.

Asimismo, el Banco fue asesor exclusivo de Colbún en la adquisición de dos parques fotovoltaicos de Sun Edison en Chile – Parque Solar Olmué y Parque Solar Santa Sofía – y sus respectivos contratos de suministro de energía de largo plazo.

Mandatos corporativos

Desde 2009, Grupo Santander adhiere a los Principios del Ecuador, lo que implica que todos aquellos proyectos mayores a US$ 10 millones deben ser analizados respecto de sus riesgos sociales y ambientales. Por ello, el Banco imparte formación específica en este tipo de factores a los especialistas de riesgos y de negocio, y actualiza las herramientas de análisis para su evaluación.

Políticas Socio-Ambientales

Santander cuenta con Políticas Socio-Ambientales en Energía, Soft Commodities y Defensa que definen actividades que se encuentran prohibidas de financiar para el Banco y norman aquellas que están restringidas, en las cuales se evalúan los impactos sociales y ambientales de la operación, el cumplimiento de la política y el arreglo a los Principios del Ecuador, cuando apliquen (ver cuadro). El seguimiento del cumplimiento de éstas está a cargo del Comité Integral de Riesgos, el cual reporta al Directorio semestralmente.

POLITICAS SOCIO-AMBIENTALES
ENERGÍA SOFT COMMODITIES DEFENSA
Definición Abarca todas aquellas actividades asociadas al sector (hídrica, carbón, nuclear, arenas bituminosas, petróleo y gas) y a todo tipo de financiación, equity y servicios de asesoría. Implica todas las actividades que impactan en los recursos forestales (madera, papel, celulosa, biocombustibles, aceite de palma y soja, caucho y actividades ganaderas y agrícolas) y a todo tipo de financiación, equity y servicios de asesoría. Todo lo relacionado con material de defensa y tecnologías de doble uso.
Actividades prohibidas Las centrales térmicas de carbón en desarrollo o construidas, reformas a centrales térmicas de carbón operativas, centrales nucleares que no cumplan las características señaladas en la política, grandes represas y el desarrollo, construcción o expansión de proyectos de arenas bituminosas en países no designados según los Principios del Ecuador. Deforestación (zonas declaradas alto valor ecológico), desarrollos en turberas en países no designados según los Principios del Ecuador y extracción y venta de especies nativas de madera sin certificado. Sin relación comercial con organizaciones (ni sus filiales) que fabriquen, comercialicen o distribuyan material de defensa o tecnologías de doble uso.
Actividades restringidas Proyectos de exploración y producción de petróleo y gas, operaciones con grupos energéticos relacionados con carbón, operaciones relacionadas con la generación de energía nuclear, centrales eléctricas de biomasa y el desarrollo, construcción o expansión de proyectos de arenas bituminosas. Procesos que tengan un impacto ambiental en bosques de alto valor ecológico y/o social incluidos en la lista de patrimonio mundial de la UNESCO. La extracción y de especies nativas, desarrollos en zonas boscosas que hayan sufrido incendios o deforestación masiva en los últimos cinco años, operaciones o clientes relacionados con países no designados en los siguientes subsectores: madera, pulpa de celulosa y papel, aceite de palma, soja, biocombustibles y actividades ganaderas. Todas las operaciones que se relacionen con la fabricación, comercio o distribución de material de defensa o tecnologías de doble uso que no respeten las convenciones y tratados sobre la no proliferación de armas.